domingo, 28 de julio de 2019

MIDSOMMAR

 
 
 
Director: Ari Aster
Guion: Ari Aster
Música: Bobby Krlic
Fotografía: Pawel Pogorzelski
Montaje: Lucian JohnstonReparto; Jack Reynor, Will Poulter, Florence Pugh, William Jackson Harper, Ellora Torchia, Archie Madekwe, Julia Ragnarsson, Anna Åström, Anki Larsson, Lars Väringer, Katarina Weidhagen van Hal
Productora: B-Reel Films / Parts and Labor. Distribuida por A24
Distribuidora. DeAPlaneta
Año: 2019
Estreno En España: 26/07/2019
Titulo Original. Midsommar
Género: Terror, Drama
Duración: 147 Minutos
 
ARGUMENTO:
Una pareja americana que no está pasando por su mejor momento acude con unos amigos al Midsommar, un festival de verano que se celebra cada 90 años en una remota aldea de Suecia. Lo que comienza como unas vacaciones de ensueño en un lugar en el que el sol no se pone nunca, poco a poco se convierte en una oscura pesadilla cuando los misteriosos aldeanos los invitan a participar en sus perturbadoras actividades festivas.
 
Fuente: DeAPlaneta
 
CRÍTICA:
Se conoce como Síndrome de Stendhal a una enfermedad psicosomática que causa mareos, elevado ritmo cardiaco e incluso en ocasiones alucinaciones cuando el individuo es expuesto a obras de arte, especialmente cuando estas son particularmente bellas o están expuestas en gran número en un mismo lugar. La enfermedad como tal no es considerada y si que más allá de su incidencia clínica como enfermedad psicosomática, el síndrome de Stendhal se ha convertido en un referente de la reacción romántica ante la acumulación de belleza y la exuberancia del goce artístico. El cine como obra de arte aparecía alejado a este síndrome hasta que llegó Mindsommar, una autentica maravilla que puede dejar sin aliento a las personas que estén dispuestas a entrar en su juego y dejarse llevar por su alto grado de visión cinematográfica.
Tras aterrorizar a los espectadores con su ópera prima Hereditary, Ari Aster vuelve a la gran pantalla con el guion y la dirección de Midsommar, un perverso cuento de terror que transcurre a plena luz del día. La película sigue el viaje a Suecia de una pareja estadounidense para celebrar el Midsommar, una peculiar fiesta que conmemora el solsticio de verano. Una vez allí la brillante claridad del día se ensombrece con el ambiente siniestro que se respira en la aldea cuando dan comienzo las perturbadoras actividades ideadas por sus lugareños.
 En la línea de películas de culto, que no nombraremos para no dar ninguna pista, Midsommar explora el lado más perverso de la religión y del ser humano en un relato escalofriante en el que la oscuridad se despliega a plena luz del día.. Una autentica obra maestras donde nada está colocado al azar y en la que dirección, montaje o sonido por solo dar unos ejemplos son de autentico diez. Las interpretaciones no se quedan atrás en la que la joven Florence Pugh brilla con luz propia reflejando su buen hacer artístico como ya demostró en títulos como Lady Macbech.
Aunque comparte algunos fundamentos del género de terror similares a los de la aclamada ópera
prima de Aster, Hereditary, Midsommar se aparta de su predecesora, ya que con ella el director hace adentrarse el género en terrenos nuevos e impredecibles. En esta aventura apocalíptica a gran  escala, Aster y su equipo creativo construyen un mundo único y fascinante desde cero, con un  lenguaje, una historia, una mitología y unas tradiciones propias. El equipo de diseño de producción, encabezado por Henrik Svensson, construyó en Hungría, el lugar de rodaje, una aislada aldea sueca desde sus cimientos. Este segundo largometraje de Aster, ejecutado con precisión hasta el último detalle de cada fotograma, es un cuento oscuro y alucinatorio tan provocador como visceralmente perturbador.
Durante el viaje de Dani de la necesidad emocional a un empoderamiento cuestionable, Asterm examina un rico despliegue de ideas, como la fidelidad personal, la influencia social o el legado cultural, confirmándose como un cineasta de una riqueza y una profundidad inusuales cuyo trabajo trasciende el género y se convierte en una experiencia singular en sí misma.
Midsommar empezó a tomar forma mucho antes del rodaje de Hereditary, a principios de 2017. De modo similar a Hereditary, que era un drama familiar camuflado de película de terror (basada en las propias experiencias de Aster sobre la gestión del duelo y el trauma), Midsommar se convirtió en una oportunidad para explorar el declive de una relación a través de la lente de un perverso cuento de hadas, también basado en la experiencia personal.
Midsommar consigue aunar la tensión y excitación hacia el espectador gracias a un montaje y, sobre todo, sonido que pone en alerta a un publico que cae rendido ante la maestría de dirección de un artista que si bien hay que reconocer que en algunas escenas le gusta hacerse nota, no nos equivocamos si decimos que Ari Aster es uno de los grandes directores actuales a pesar de tener en su haber solo dos películas. Midsommar se coloca de lleno a encabezar una de las mejores películas de este 2019 y nadie que considere el cine como arte se tiene que perder esta joya.
 
MIDSOMMAR 2019
NOTA: 9/10
RECOMENDADA PARA:
Publico que salió encantado de Hereditary.  Sonido, montaje, dirección, todo roza la perfección. Las grandes interpretaciones. Público que quiera disfrutar de una película de terror psicológico llena de originalidad.
 
MIDSOMMAR 2019
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
TRAILER:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario